“Los cerebros, como los corazones, van allí donde son reconocidos y apreciados.” Robert McNamara

A los equipos de trabajo, como a las plantas, hay que cuidarlos, hay que regarlos.

Crear un ambiente de trabajo inclusivo y motivante cuesta mucho tiempo y esfuerzo. Un ambiente así es muy rentable y hay que cuidarle para evitar que se quiebre.

Y si el ambiente de los equipos en una organización no es motivante y comprometido, no esperemos nunca excelentes resultados. Eso no funciona así.

  • ¿Qué motiva y compromete más a los equipos?
  • ¿Son más rentables los equipos que sienten el reconocimiento?
  • ¿Qué hay que hacer para mantener a los equipos motivados y alineados con el negocio?
  • Y cuando están desmotivados ¿Cómo levantamos y recuperamos a los equipos?
  • ¿Quién responde de la motivación de los equipos?
  • ¿Funciona la palmada en el hombro?
  • ¿Reconocimiento económico? ¿Reconocimiento emocional?
  • ¿Es rentable, de verdad, el reconocimiento emocional?
  • ¿Cuánto cuesta el reconocimiento emocional?

Este programa está dirigido a quienes lideran personas y quieren crear y mantener un ambiente de trabajo óptimo para conseguir equipos competitivos destinados a alcanzar excelentes resultados.

El programa se rediseña y se adapta completamente a las necesidades concretas y a los objetivos de cada cliente tanto en contenidos como en formato para conseguir el impacto deseado