“El mayor de los peligros para la mayoría de nosotros, no es que nuestro objetivo sea demasiado alto y no lo alcancemos, sino que sea demasiado bajo y lo logremos.” Miguel Ángel

Anualmente, las  empresas establecen unos objetivos cuantitativos tales como ventas, beneficios o inversiones, y otros de carácter más cualitativo que suelen denominarse estratégicos.

Estos objetivos, establecidos por el Consejo de Administración y la Alta Dirección, son compartidos “río abajo” por toda la organización para que cada Unidad de Negocio, cada Departamento, cada equipo y cada  profesional estén alineados con ellos y empujen en la misma dirección.

La forma en que se establecen los objetivos generales de una empresa y los modelos de asignación de los mismos a los diferentes equipos, es fundamental para conseguir alcanzarlos con éxito.

  • ¿Cómo tienen que ser de ambiciosos los objetivos?
  • ¿Cómo establecer objetivos adecuados?
  • ¿Cuáles son los objetivos? ¿Cómo evaluarlos con objetividad?
  • ¿Quién es responsable de qué?
  • ¿Quién tiene objetivos y quien no tiene?
  • ¿Cómo conseguir el alineamiento de todos los empleados a los objetivos?
  • ¿Qué son objetivos y qué son actividades rutinarias?
  • ¿Cuáles son las consecuencias de no cumplir objetivos?
  • ¿Cuáles las consecuencias de alcanzarlos o superarlos?

Es un programa de valor para líderes de diversos niveles en una empresa u organización que necesitan asegurarse que los objetivos se alcanzan o superan, año tras año, con la participación y esfuerzo de todos. Sin que haya ninguna burbuja en la organización ajena a la consecución de las metas, ajena a alcanzar y superar los objetivos de la empresa.

El programa se rediseña y se adapta completamente a las necesidades concretas y a los objetivos de cada cliente tanto en contenidos como en formato para conseguir el impacto deseado.