“Al menos un 80% del éxito en la edad adulta proviene de la inteligencia emocional.” Daniel Goleman

Los líderes del futuro estarán más orientados a las personas, al talento, sin dejar de centrarse en alcanzar resultados sostenibles. Esa doble focalización en personas y resultados será una seña de identidad del líder eficaz.

El líder del futuro seguirá centrado en los resultados pero tendrá mayor carga emocional, será más humanista y ejercerá un liderazgo más responsable.

Cada vez será más difícil alcanzar posiciones de liderazgo a quienes muestren déficits de empatía e inteligencia emocional. En el futuro, que es ya hoy, los líderes tendrán la inteligencia emocional como una competencia clave habitual y básica. Una competencia imprescindible que añadirá mucho valor a las empresas en cualquier sector y geografía.

  • ¿Por qué los ejecutivos en modo de killers no tienen futuro?
  • ¿Por qué triunfan los líderes con alta inteligencia emocional en los entornos laborales?
  • ¿Se puede desarrollar la inteligencia de las emociones?
  • ¿Los resultados de una organización son mejores aplicando modelos sencillos de inteligencia emocional?
  • ¿Se refleja la inteligencia emocional de los líderes en la Cuenta de Resultados?
  • ¿Cómo se identifican los rasgos de la inteligencia emocional?
  • ¿Por qué hay líderes tacaños en inteligencia emocional?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la inteligencia emocional?
  • ¿Por qué el futuro es para los líderes emocionales?

Este programa innovador, y eminentemente práctico, añade valor a las organizaciones y a los líderes que deciden aplicar, sin complejos, las claves esenciales de la inteligencia emocional en los entornos de trabajo.

El programa deja huella profunda en los equipos participantes y multiplica los niveles de compromiso personal.

El programa se rediseña y se adapta completamente a las necesidades concretas y a los objetivos de cada cliente tanto en contenidos como en formato para conseguir el impacto deseado.