“Atiende a la gente, que ellos atenderán a tu empresa.” John Maxwell

En cualquier empresa u organización, de cualquier sector y geografía, no existe mejor activo que su gente, sus equipos, su talento.

Invertir en talento siempre paga dividendos. Es una inversión muy rentable tanto en el corto como en el largo plazo. Una inversión que se deposita, generosamente, en la Cuenta de Resultados.

  • ¿Cuáles son las claves y las llaves para desbloquear el mejor talento?
  • ¿Qué hay que hacer para tener y retener a la gente clave?
  • ¿Y qué no hay que hacer?
  • ¿Cómo atraer el mejor talento al equipo?
  • ¿Se invierte suficiente en desarrollar y optimizar el talento de la empresa?
  • ¿Se dedica tiempo y recursos a equiparse de buen talento?
  • ¿Cómo identificar el mejor talento dentro de la empresa?
  • ¿Quién toma las decisiones clave sobre asuntos de talento?
  • ¿Cuánto tiempo invierte un Director General en asuntos de talento?
  • ¿Y cuánto tiempo invierte un ejecutivo de cualquier nivel jerárquico?
  • ¿Estamos rodeados del mejor equipo posible?
  • ¿Tengo el equipo que quiero?
  • ¿Por qué se pierde talento brillante?

En el programa se desarrollan y practican las competencias, conductas y habilidades para maximizar el potencial de cada profesional clave en la organización.

Los  participantes reajustan o cambian su tradicional paradigma de aprovechamiento del talento y asumen un rol más proactivo e innovador para optimizar el mejor recurso a su alcance: la gente, el equipo, el talento.

El programa está dirigido a líderes y mandos de diferentes niveles jerárquicos que conocen el impacto que tiene para el negocio el desarrollo de buenos profesionales y su retención como activo fundamental de la empresa.

El programa se rediseña y se adapta completamente a las necesidades concretas y a los objetivos de cada cliente tanto en contenidos como en formato para conseguir el impacto deseado.